Bodas sostenibles: la nueva tendencia a tener en cuenta si te casas en 2020

 

Las bodas sostenibles o eco friendly son tendencia ya en el presente, y lo seguirán siendo cada vez más en el futuro, en la celebración de este tipo de eventos.

Desde hace ya unos años, la mentalidad de la sociedad respecto a la sostenibilidad de nuestro planeta y el medio ambiente ha cambiado, sin duda a mejor. Este cambio se ha visto además acelerado en este 2020 con los recientes acontecimientos relacionados con la pandemia por Covid-19 que estamos sufriendo a nivel mundial.

Esta evolución está afectando a nuestra forma de consumir y de ver la vida en general.

Las bodas no son un sector que haya quedado fuera de esta tendencia, por lo que las parejas consideran cada vez más importante celebrar su unión respetando el planeta y poniendo por encima de cosas más superfluas lo realmente importante, su amor.

A la hora de celebrar una boda sostenible, existen una serie de elecciones que nos ayudarán a que este momento tan importante, deje marca en nuestro corazón y el de nuestros invitados, pero lo haga mínimamente en el planeta.

 

Km.0 (menús)

Si el lugar donde tenemos pensado celebrar el banquete de bodas lo permite, podemos contratar una empresa de catering afín a los valores que queremos transmitir. Esto nos ahorrará mucho tiempo y dolores de cabeza, ya que la propia empresa nos informará de los tipos de menús de que dispone y sus ventajas frente a otras opciones más tradicionales.

Si no es el caso, podemos optar por aquellos platos que nos presenten y que estén elaborados con productos de temporada y proximidad, ya que ello minimiza su impacto sobre el medio ambiente.

Respecto a las cantidades, deben estar ajustadas al número de invitados, evitando el desperdicio de comida. En caso de que sobre comida en buen estado, podemos solicitar que sea donada a alguna ONG.

 

Vestido de novia con tejidos ecológicos

Una de las elecciones más importantes para el día clave para dar el “sí quiero” es sin duda el vestido de novia sostenible.

Si estás decidida a celebrar una boda eco friendly, no puedes dejar de optar por un atuendo elaborado con tejidos ecológicos y naturales.

Las principales ventajas de la utilización de fibras naturales en la confección de vestidos de novia es que presentan un tacto suave, y al ser tejidos libres de tóxicos, no provocan alergias ni reacciones en la piel. Además son altamente transpirables y dan una agradable sensación de comodidad.

Normalmente, en la confección de estos vestidos, suelen utilizarse detalles ecológicos para bodas como encajes reciclados o partes de otras prendas, con lo que se les da una segunda vida.

Reutilización para ser sostenible

La decoración del evento es también otro aspecto fundamental a tener en cuenta en el momento de su organización, si queremos que no repercuta negativamente en nuestro entorno.

La preparación del espacio para la celebración puede solicitarse a una empresa externa, o ser facilitada por el propio proveedor al que lo hemos contratado. En cualquiera de los dos casos podemos solicitar que para la decoración se usen, en la medida de lo posible, materiales naturales y/o reciclados. El uso de plásticos debe evitarse por completo, y optar por texturas como el lino, el esparto, la rafia, la madera, el mimbre o el ratán.

Estos materiales o texturas crean una atmósfera natural, que combina además perfectamente con las flores y elementos vegetales.

A la hora de elegir la decoración floral, al igual que ocurre con los ingredientes del menú, podemos optar por flores de proximidad que además estén de temporada en el momento del enlace.

Detalles sostenibles

A la hora de seleccionar los regalos con los que queremos obsequiar a nuestros invitados, también podemos tener presente su influencia en el medio ambiente.

Aceites ecológicos o especias procedentes de comercio justo y jabones naturales elaborados de forma sostenible, son algunos ejemplos de detalles que nos ayudan a transmitir nuestros valores a los invitados.

Un detalle muy acorde a este tipo de celebraciones es regalar semillas para que nuestros invitados siembren en casa su propia planta.

Otra opción que podemos elegir es donar el importe íntegro que hubiésemos destinado a estos regalos a una causa medioambiental.

Otras ideas sencillas

Existen otra serie de ideas sencillas que puestas en práctica hacen que nuestra boda sea más sostenible.

Por ejemplo, podemos pedir a los invitados que no nos tiren el tradicional arroz. En lugar de ello pueden utilizar confeti elaborado con papel reciclado. Para ponérselo más fácil, podemos preparar nosotros mismos unos conos de papel reciclado rellenos con el confeti y dejarlos en una cesta decorada en la puerta o zona por la que vayamos a salir de la ceremonia.

Si no tenemos preferencia sobre la hora de la ceremonia, podemos tener en cuenta que si nos casamos por la mañana, aprovechamos en mayor medida la luz natural. Con esto minimizamos el consumo de luz artificial.

Además si celebramos la ceremonia nupcial y el posterior banquete de bodas en el mismo lugar, reducimos la necesidad de desplazamientos. Si el lugar se encuentra alejado del lugar de residencia de los invitados, podemos disponer para ellos de autobuses y reducir así la utilización de vehículos particulares.

Para el envío de las invitaciones puedes ayudarte de las nuevas tecnologías, recurriendo a una invitación digital para no tener que malgastar papel innecesariamente en su diseño. Además este método es mucho más cómodo y rápido que la opción de entregar las tarjetas a los invitados en mano. En el caso de necesitar alguna invitación en el formato tradicional, asegúrate de que esté hecha con papel reciclado.

 

La tendencia global hacia la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente está afectando a la manera de celebrar los eventos. De esta forma, las bodas sostenibles son una opción elegida cada vez por más parejas, que quieren trasladar sus valores a este día tan especial.

Las invitaciones, el menú, la decoración, los detalles, los vestidos… todos estos aspectos pueden adaptarse a una forma de ver la vida distinta, de forma que dejen la mínima huella en nuestro entorno.